¿Qué es la intolerancia a la lactosa y por qué sucede?

Conocer nuestro cuerpo es fundamental para saber cuándo algún alimento no nos sienta del todo bien. Saber qué es la intolerancia a la lactosa te puede ser de gran ayuda para saber si ese malestar que sientes después de tomar lácteos es debido a una intolerancia.

En Leche Únicla sabemos que cuidarse es la leche y que en una alimentación equilibrada es necesario incluir unos ricos lácteos. Pero, ¿qué puedes hacer si sufres intolerancia a la lactosa? En este artículo te contamos cómo puedes no privarte de tomar tu leche favorita aunque sufras intolerancia.

¿Qué es la intolerancia a la lactosa?

La intolerancia a la lactosa produce en nuestro organismo algunas reacciones digestivas muy poco agradables. Esta intolerancia ocurre cuando tenemos poca lactasa. La lactasa es una enzima que se encuentra en el intestino delgado, y que es la responsable de descomponer la lactosa.

Si tenemos poca lactasa en el intestino delgado, la lactosa pasa sin descomponer al intestino grueso y allí fermenta. Cuando la lactosa fermenta, aparecen síntomas desagradables, como la hinchazón o las flatulencias, entre otros.

La lactasa es una enzima que se encuentra en gran cantidad en nuestro intestino delgado cuando somos bebés, y que puede ir disminuyendo con el paso de los años. Por eso, la intolerancia a la lactosa es frecuente en adultos.

Diferencia entre intolerancia y alergia

La intolerancia a la lactosa y la alergia a la proteína de vaca son dos condiciones que se suelen confundir una con la otra. Sin embargo, es muy importante saber distinguirlas, ya que una es mucho más grave que la otra. Una persona con alergia a la proteína de vaca no puede tomar ni una pequeña cantidad de leche de vaca sin sufrir una reacción alérgica. Sin embargo, algunos intolerantes a la lactosa soportan fácilmente pequeñas cantidades de leche y productos lácteos sin sufrir ningún síntoma.

Como dijimos antes, la intolerancia a la lactosa viene provocada por una deficiencia de la enzima lactasa. Cuando el sistema digestivo no digiere correctamente la lactosa, esta se queda en el intestino grueso alimentando a las bacterias del intestino y provocando reacciones adversas.

La alergia a la proteína de la leche de vaca se produce porque nuestro sistema inmunitario identifica a las proteínas de la leche como dañinas. Por eso, comienza a liberar sustancias como las histaminas. Una pequeña cantidad de leche puede producir esta respuesta anómala y desencadenar en los síntomas de la alergia.

Síntomas de intolerancia a la lactosa

Quienes tienen intolerancia a la lactosa se percatan de ello por algunos síntomas que suelen hacer aparición de 30 minutos a 2 horas tras la ingesta de productos con lactosa. Los síntomas de intolerancia a la lactosa se pueden presentar por separado o de manera simultánea, y son los siguientes:

Dolor abdominal, hinchazón o distensión abdominal, diarrea, gases, náuseas, sonidos abdominales, heces de muy mal olor, pérdida de peso o, en algunos casos, estreñimiento debido a una disminución de los movimientos intestinales.

Si sufres estos síntomas intestinales cuando has tomado leche o lácteos con lactosa, es importante que acudas a tu médico para que te diagnostique correctamente.

Los síntomas de intolerancia a la lactosa se pueden confundir fácilmente con los de otras afecciones, como la enfermedad de Crohn, la alergia a la proteína de leche de vaca o la enfermedad celíaca.

Recomendaciones para intolerantes a la lactosa

Si tu médico te ha diagnosticado intolerancia, te vendrán muy bien las siguientes recomendaciones para intolerantes a la lactosa.

El primer paso es eliminar la lactosa de tu alimentación. Pero, entonces, ¿vas a perderte el riquísimo sabor de la leche para siempre? ¡Por supuesto que no!

En Leche Únicla hemos pensado en los intolerantes a la lactosa y hemos añadido a nuestro catálogo de productos diferentes variedades de leche sin lactosa, como la Leche desnatada sin lactosa o la Leche semidesnatada sin lactosa.

Además, puedes probar poco a poco pequeñas cantidades de otros de nuestros productos lácteos para averiguar cuál es tu umbral de intolerancia.

En definitiva, ser intolerante a la lactosa ya no significa privarte de tomar lácteos y dejar de aprovechar sus beneficios. ¡Cuídate tomando leche sin lactosa!

Las más vistas
Facebook
Twitter
Instagram
Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: No hay una cuenta conectada para el usuario 2033359148 El feed no se actualizará.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies