Receta Panettone saludable con mantequilla Únicla

Se podría decir que es uno de los dulces navideños por excelencia. El Panettone, de origen italiano y, concretamente Milanés, es un éxito casi asegurado para lxs amantes del dulce. Sin embargo, hoy os traemos una versión más healthy de la receta tradicional donde, como veréis, cuidarse no está reñido con darse un pequeño capricho.

¿Quién se apunta a prepararlo estas fiestas?

INGREDIENTES

400 gramos de harina de fuerza

100% integral

12 gramos de levadura de panadero 

4 huevos (L) 

Pasta de dátiles al gusto para endulzar

160 gramos de mantequilla Únicla a temperatura ambiente

Un puñado de arándanos rojos deshidratados 

Un puñado de gotas de chocolate 98% cacao 

PREPARACIÓN: elabora tu Panettone casero saludable con mantequilla Únicla

1) Utiliza un bol grande donde poder  trabajar la masa. Añade la harina y la levadura, mezclándolas bien entre sí. A continuación, añade los huevos, la pasta de dátiles (en sustitución al azúcar tradicional) y ponle la pizca de sal. Empieza a mezclar los ingredientes y a amasar, y después añade la mantequilla Únicla, que es puro sabor. Vuelve a amasar hasta obtener una masa ligera y algo pegajosa.

2) Incorpora los arándanos y el chocolate y forma una bola con la masa. Es momento de dejarla reposar toda la noche en un recipiente amplio para que fermente. Cúbrela con un trapo limpio y al frigorífico. 

3) Al día siguiente sácalo y déjalo a temperatura ambiente un par de horas. 

Pasa la masa a la mesa de trabajo y amasala. Es momento de ponerla ya en el molde para panettone y dejarla de nuevo reposar un par de horas. Tápalo con el trapo colócalo en un lugar cálido y sin corrientes de aire.

4) Precaliente el horno a 250º C. Introdúcelo en la parte baja del mismo y bájalo a 200ºC. Pasados 20 minutos, vuelve a bajar la temperatura a 180º C y hornea unos 10 minutos más.

5) Comprueba que está hecho y pincha en el centro con un tenedor. Sí es así, déjalo enfriar… ¡colgado del revés! Es una de las peculiaridades de este dulce para que la masa no se baje. Hay varillas especiales para ello pero, si tienes una por casa, ¡listo! Atraviesa la base y con los sobrantes de los laterales lo puedes colgar.

¡A disfrutarlo!